CERVEZA HATUEY: Historia de su creación y su nuevo lanzamiento

Photobucket


Photobucket
CERVEZA HATUEY: La Historia de su Creación

Antes de 1919, el Santiago Brewing Company fue fundada por el Sr. Eduardo Chibas. Durante este año, bajo la dirección de Don Enrique Schueg y Chassin, las instalaciones fueron adquiridas por la Compañía Ron Bacardí SA. La fábrica de cerveza situada en el barrio San Pedrito de Santiago de Cuba, fue comprada con el único propósito de construir una nueva destilería Bacardí y dar servicio a una mayor demanda de consumo de los estadounidenses que viajan en un gran número de Estados Unidos a Cuba.

Photobucket

[Una foto de 1927 muestra las primeras botellas de Hatuey en Cuba.]

La nueva destilería fue inaugurada el 4 de febrero de 1922. El Presidente Emilio Bacardí Moreau, su sobrina Enriqueta Schueg y el empleado Marcos Martínez izaron la bandera cubana por encima de la destilería. Poco después una nueva fábrica de servicios de hielo "Santiago de Cuba" abrió sus puertas en el lugar de la desaparecida fábrica de cerveza. En 1926, la Compañía Ron Bacardí SA decidió hacer uso de las instalaciones de fabricación de cerveza. Esto se hizo con el propósito de producir cerveza para el consumo local. La Compañía Ron Bacardí SA y los Cerveceros de Santiago Brewing Company en 1927 lanzaron la cerveza Hatuey. 


EN 1927 LA COMPAÑÍA CERVECERA SANTIAGO LANZA CERVEZA HATUEY. 


Después de la muerte de Emilio el nuevo presidente de la empresa, Enrique Schueg, contratató al Sr. George J. Friedrich de los Estados Unidos con el único propósito de producir cerveza Hatuey. Sr. Friedrich, un alemán "master brewer" y farmacéutico, se acredita con la primera producción de Hatuey.

 

Don Enrique Schueg empleó para Hatuey el mismo principio que fue responsable del éxito de ron Bacardí, calidad es la clave. La Compañía obtuvo un nuevo suministro de agua por un pozo y sustituyó a la antiguos cubos de madera con cubos de acero inoxidable. 

Photobucket

A fin de garantizar la calidad óptima de la cerveza Hatuey, Enrique decidió ofrecer bloques de hielo gratis con la compra de Hatuey. La cerveza creció rápidamente en popularidad y se convirtió en la única cerveza fría que estaba fácilmente disponible en la isla.

El Sr. Joaquín Bacardí (hijo de Enrique) estaba interesado en la cerveza. Graduado de Harvard con un título en ingeniería química, posteriormente asistió a la escuela de cervecería en Copenhague. Joaquín es reconocido como el primer Master Brewer y fue Director Técnico de Hatuey. Durante la década de 1950 Joaquín y el nuevo presidente José M. Bosch y Lamarque eran responsables de la vanguardia de Hatuey y su rápido crecimiento.

SED DE UNA CRECIENTE HATUEY

En sus primeros 21 años, la producción y las ventas en la fábrica de cerveza San Pedrito en Santiago de Cuba aumentó cinco veces.

Photobucket

[Fabrica de Cerveza Hatuey, Santiago de Cuba]

A fin de atender la creciente sed de Cuba por la Cerveza Hatuey, la Cervecería Modelo fue creada en 1947. Esta cervecería se construyó en 1947 a diez millas de La Habana en un sitio llamado "El Cotorro". Siendo fiel a su nombre, era de hecho una cervecería modelo. 


Modelo en los primeros diecinueve meses produjo, 3,5 millones de litros de cerveza. Las ventas siguieron aumentando y el 14 de noviembre de 1953 fue construida la fábrica de cerveza Manacas, Las Villas. En 1954 la compañía declaró una ganancia de 1,6 millones de dólares. Luego en 1959, se produjeron 10 millones de cajas. Así Hatuey controló el 50% del mercado cervecero de Cuba.

De hecho, Hatuey fue tan popular que en 1956, Ernest Hemingway ofrecido cerveza Hatuey en su libro. Cuando le fue concedido el Premio Nobel de Literatura, la Compañía le arrojó una fiesta en la Cervecería Modelo. Hemingway era frecuente de la cervecería, ya que se encontraba cerca a su casa en La Habana. El 14 de octubre de 1960 después de 34 años de crecimiento sin interrupción, la Compañía Ron Bacardí SA y Hatuey Cervecerías fueron confiscadas por el régimen totalitario del país y Hatuey perdió el mercado.


[Fiesta del nuevo lanzamiento de la Cerveza Hatuey en Miami]


PhotobucketPhotobucket
Bacardí USA relanza la gran cerveza de Cuba
POR ELAINE WALKER
EWALKER@MIAMIHERALD.COM
Photobucket

La cerveza más famosa de Cuba está volviendo por sus fueros en el sur de la Florida.

La nueva versión de Hatuey de Bacardi USA contiene una fórmula de primera con un parecido asombroso a la legendaria marca cuyas raíces se remontan a Santiago de Cuba en 1927.

 

Rafael Díaz-Duque, quien trabajó en la fábrica de Hatuey en Cuba, ha estado esperando con entusiasmo la última versión. Pudo probarla por primera vez en una fiesta de lanzamiento en South Beach y le pareció mucho mejor que la versión anterior que Bacardí introdujo en Estados Unidos a mediados de la década de 1990.


La cerveza Hatuey ha estado completamente fuera del mercado por más de un año. La malta Hatuey sigue disponible y no ha sufrido cambios.

“Esto es más o menos lo mismo que yo recuerdo de Cuba”, comentó Díaz-Duque, de 86 años, quien vive en Kendall.

Justo a tiempo para las fiestas del 4 de Julio, la nueva Hatuey empezará a llegar a los bares, restaurantes y licorerías de los condados Miami-Dade y Monroe. La expansión a los condados Broward y Palm Beach tendrá lugar más tarde este verano, y arribará al resto de la Florida y Estados Unidos según la demanda.

 

Hatuey lleva el nombre del cacique indio del siglo XVI procedente de La Española que encabezó la resistencia de los indios cubanos contra los españoles. En su momento de mayor esplendor, en 1960, representaba más del 50 por ciento del mercado de la cerveza cubana, con ventas de más de 12 millones de cajas al año. Aún despierta sentimientos de nostalgia entre los cubanos, y un recuerdo de su hogar no muy diferente de un buen habano.


En el momento de la revolución cubana, Hatuey era de hecho un negocio mayor que el ron Bacardí. Pero la familia Bacardí decidió que sería más fácil lanzar internacionalmente su marca de ron que competir en el ya atestado mercado de las cervezas.

“Esta cerveza y el nombre de Hatuey ayudaron a Bacardí a colocarse en el mapa internacional”, afirmó Aura Reinhardt, vocera de Bacardi USA .

La flamante versión de Hatuey se fabrica de manera artesanal en pequeñas cantidades y es una cerveza tipo “ale” de color dorado. Thomas Creek Brewery en Greenville, Carolina del Sur, está produciendo no más de 800 cajas por lote. La caja tiene una onda retro con el cacique indio y su peinado distintivo en su logo rojo, amarillo y azul.

“Queremos mantenerla exclusiva”, comentó Anler Morejón, gerente de la marca Hatuey. “Nosotros creamos la categoría de cerveza de primera en Cuba. Este es el lugar en que tenemos que estar. Bacardí es una empresa de productos de primera”.

Ese no fue el caso con la versión previa de la Hatuey de Bacardi USA. Era una cerveza mucho más ligera, producida en masa en Estados Unidos a partir de 1995. Cuando Bacardí detuvo su producción hace año y medio, estaba vendiendo 15,000 cajas al año.

Esta vez, Bacardí se propone aprovechar la popularidad de la industria de producción artesanal de cerveza, la cual sigue siendo el segmento de más rápido crecimiento del mercado de la cerveza. La producción artesanal de cerveza vio en el 2010 un crecimiento en su volumen del 11 por ciento y un salto del 12 por ciento en el total de ventas al por menor, de acuerdo con la Asociación de Cerveceros, en comparación con una bajada del 1 por ciento en el volumen de ventas de cerveza en general en EEUU. Pero la producción artesanal de cerveza sigue siendo una parte pequeña del mercado de la cerveza, de $101,000 millones, con ventas de $7,600 millones en el 2010.

Richard Amundsen, consultor de mercadeo de bebidas radicado en Coral Gables, consideró que el cambio hacia el mercado de la cerveza artesanal era una medida inteligente por parte de Bacardí. Amplió que la nueva Hatuey era un “producto excelente”.

“Ellos están respondiendo a lo que el mercado quiere”, comentó Amundsen, ex gerente de mercadeo hispano de J. Schlitz Brewing. “Tienen que ser agresivos en cuanto a respaldar el producto con publicidad y sólidas relaciones públicas para que la gente lo pruebe”.

La clave es conseguir que clientes como Jody Giraldo vuelvan a probar la Hatuey. A Giraldo le gusta apoyar su herencia cubana, pero nunca le gustó la versión estadounidense de la Hatuey. Esta vez, quedó impresionado.

“Esta cerveza tiene mucho más cuerpo”, comentó Giraldo, de 34 años, cubanoamericano de Miami que trabaja en la industria de los servicios financieros. “Está mucho mejor empacada. Se parece más a lo que nuestros antepasados tenían en su tierra”.

Giraldo es exactamente el mercado de destino que Bacardí tiene la esperanza de atraer con su nueva versión de Hatuey, la cual está destinada a consumidores de más de 30 años a los que les gusta la sofisticación de una cerveza artesanal que se puede disfrutar con una gran variedad de comidas.

 

Un paquete de seis cervezas de Hatuey se venderá por unos $8.99, dos o tres dólares más que la versión anterior en el mercado de EEUU.


“No se trata tanto de abrir una lata de cerveza frente al televisor. Tiene que ver más con reunirse a beber en compañía de familiares y amigos”, indicó Reinhardt. “Creemos que este producto nos puede ayudar a llevar nuestro negocio a un nivel más alto”, subrayó.

Visitas: 3635

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de CABAIGUÁN para añadir comentarios!

Participar en CABAIGUÁN

Blog Posts

En Artemisa, el miedo tras el colorete

Publicado por YuRaY el julio 26, 2014 a las 4:04pm 0 Comentarios

 photo Artemisa_26dejulio_3_zpsf45bba7f.jpg

 …

Continuar

26 de julio: Más culpa que nostalgia

Publicado por YuRaY el julio 26, 2014 a las 1:30pm 0 Comentarios

 photo 26-de-julio_jpg_zps68712500.jpg

 …

Continuar

© 2014   Creado por administrador.

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

hits counter